Examen clínico de mamas

El examen clínico de mamas es un evaluación médica importante para la detección de cáncer de seno.

Preguntas frecuentes

El examen de mamas mejora las probabilidades de detectar el cáncer de seno temprano. Y cuanto antes se detecta, más fácil es tratarlo será. La médica o enfermera podrá determinar si los senos tienen un buen aspecto si se sienten sanos al tacto. Durante el examen la ginecóloga toca los senos para detectar nódulos y otros problemas y podrá recomendar más pruebas si hay algo fuera de lo normal.

La mayoría de las mujeres deben hacerse un examen de mama cada 1 a 3 años cuando tienen entre 20 y 40 años, y luego una vez al año después de cumplir 40. Por lo general, el examen forma parte del control ginecológico.

Si tuviste cáncer de seno o de ovarios, o si alguien de tu familia tuvo alguno de esos tipos de cáncer habla con tu médica. Es posible que necesites realizar evaluaciones médicas para el control del cáncer de seno con mayor frecuencia.

La médica te revisa los senos para detectar cualquier signo posible de cáncer de seno u otros problemas. Debes quitarte la ropa de la cintura para arriba, incluido el sostén. La médica o enfermera observa ambos senos para ver la forma, el tamaño, y la textura de la piel. Te toca los senos con las puntas de los dedos para ver si hay algún nódulo o algo fuera de lo normal. Empieza con un seno y luego continúa con el otro. Además te revisa los pezones y las axilas.

Si vos misma te descubrís un nódulo u otro cambio en los senos, debes hablar con tu médica o enfermera tan pronto como puedas. Esto no significa que tengas cáncer, ya que existen otras afecciones, como quistes o infecciones, que pueden causar nódulos u otros cambios. Pero es muy importante que te hagas un chequeo inmediatamente por si acaso. En este caso la médica podrá hacerte un examen de mamas o una mamografía para saber si hay algún problema.

Dejar un comentario